PALOMITAS Y ACCIÓN… ‘LA SUITE NUPCIAL’

Carlos Iglesias dirige y protagoniza la adaptación de su propia obra teatral que en la pantalla queda como un vodevil discreto. Resulta evidente la intención de no apartarse apenas del texto original, por lo que minimiza la utilización de recursos puramente cinematográficos y cuando los aplica salen mal parados, lo cual se hace especialmente perceptible en el tramo final. El montaje falla a lo largo del metraje y particularmente en esos últimos compases. Pese a algunos momentos inspirados y el esfuerzo de sus actores, invita a concluir que esta propuesta no debería haber salido de las tablas.

Fidel, es un hombre maduro que lleva casado muchos años. Sin buscarlo, se le ha presentado la oportunidad de echar una cana al aire con una joven compañera de la oficina, una forma de volver a sentir la pasión que ha desaparecido de su matrimonio. Así que, con la excusa de viajar a París por negocios, reserva la suite nupcial de un hotel de Toledo, donde diversas circunstancias inesperadas se interpondrán en su libidinoso propósito.

La historia y su puesta en escena no son nada originales. Traen inevitablemente a la memoria la impronta de piezas cómicas de Ray Cooney (Sé infiel y no mires con quien, Políticamente incorrecto) y de Éric Assous (Los hombres no mienten, La montaña rusa), tantas veces representadas con éxito y que reiteran unos argumentos clásicos, ya algo trasnochados, sobre la guerra de sexos en clave de enredo con desenlace previsible. Aquí precisamente, el cierre está resuelto de manera precipitada y sin una justificación adecuada.

El reparto salva parcialmente la cara de esta pequeña producción. Partiendo de que estamos ante personajes arquetípicos y de matices histriónicos por su origen, el elenco sabe mantenerse en unos parámetros interpretativos aceptables y, además, se agradece su clara dicción, aunque sea insuficiente para mejorar las sensaciones que deja el visionado del film.

Aparecen en los créditos nombres conocidos, pero salvo José Mota, cuya participación tiene un poco más de peso, otros realizan prácticamente cameos: Santiago Segura, Roberto Álamo y la veterana María José Alfonso.

Redacción queenmalaga.es

José Antonio Díaz